Encuentro de la JONDE en Pamplona
by on agosto 18, 2014 6:17 PM in blog
Guillermo Salcedo JONDE1

David, Aitor, Lutz, Alba y Jesús

La última semana de julio he tenido la suerte de ser invitado como profesor de fagot al encuentro de la Joven Orquesta Nacional de España, JONDE, celebrado por primera vez en sus más de 25 años en Pamplona, mi cuidad natal. Como alumno de la JONDE estuve varios encuentros hacia el año 1997, tiempo ha pasado… y como profesor he sido invitado en varias ocasiones. Esta última ha tenido muchos momentos especiales, quizá el realizarse el encuentro en Pamplona ha ayudado a que vinieran muchos recuerdos al mismo tiempo.

Este encuentro tenía un programa germano-español que dirigía Lutz Köhler para la gira de conciertos en Pamplona, Sinaia y Bucarest en Rumanía y el último en Berlín. Con Lutz fue mi primer programa en la JONDE del cual tengo recuerdos fantásticos, además con él he tenido bastante contacto ya que ha venido varias veces a dirigir encuentros de la orquesta del Conservatorio Superior de Castilla y León, donde a parte de profesor de fagot me encargo de los parciales de viento de la orquesta.

Los alumnos de fagot que han sido invitados a este encuentro, Jesús Villa, Daniel Ortuño, Aitor Gullón y Alba González, menos a Alba al resto les conocía de cursillos de verano o de otras orquestas jóvenes de España. El filling ha sido genial desde el primer día del encuentro. Me he sentido muy identificado con caulquiera de ellos porque cada uno estaba atravesando por alguna de las etapas de estudiante muy parecidas a las mías, por ejemplo Alba está a punto de trasladarse a Berlín como academista de la Deutsche Oper, ciudadGuillermo Salcedo JONDE2 donde yo fuí academista de la Filarmónica de Berlín, Aitor lleva un año estudiando en Karlsruhe con David Tomás, mi primer profesor en el extranjero cuando me mudé a Bremen, Jesús a vuelto de un año de Erasmus en holanda, estudiando con Bram van Sambeek, excompañero del Conservatorio “Hanns Eisler” de Berlín y Daniel está preparando pruebas de orquesta compaginándolo con un grupo de cámara estable, como cuando tuve yo la misma situación con el quinteto Miró Ensemble.

La verdad que me han hecho sentir uno más del grupo y aún teniendo el papel de profesor, les he podido dar consejos como si fueran buenos amigos. Les deseo todo lo mejor y espero que sigan triunfando tanto como se merecen.

 

 

 

 

Deja un comentario

Guillermo Salcedo | Todos los derechos reservados 2014